23 Oct

Un historia real: cómo Kitty volvió a casa

Un historia real: cómo Kitty volvió a casa

Este es el relato de como la gatita Kitty (una gatita socia de MascoTag) volvió a casa, contado por Matías, su propietario :

Después de haber recorrido todo el barrio y sus alrededores, pegar carteles en todas las paradas de ómnibus, almacenes y supermercados y volver a casa desahuciados y tristes,esperando q sean las 19 o 20 hs para salir a dar otro recorrido,me asomo por la ventana del dormitorio para tratar de mantener la esperanza de que nuestra mimosa vuelva, y ese momento observe a lo lejos a nuestra vecina que entraba a su casa con su moto la cual deja estacionada dentro y rápidamente vuelve a la entrada, veo que levanta la mirada hacia la copa del árbol que tiene en su terreno y al verla que no dejaba de observar hacia ese lugar y de hacer sonidos como tratando de llamar a alguien,de golpe me invadió una luz de esperanza de poder volver a reencontrarnos con nuestra kitty. Le comunico a mi señora que volvía enseguida y no le comente nada ya que no la quería ilucionar, bajo la escalera y salgo de mi domicilo dirijiendome hacia la casa de la vecina para tratar de corroborar mis esperanzas.
Al acercarme escucho levemente un sonido de auxilio que se asimilaba al llanto de un niño pidiéndole ayuda a sus padres y en ese momento al verme la vecina me pregunta si el gato q había arriba de su árbol era mío,enseguida le contesto en forma de pregunta como era ese gato y lo primero que me dijo,con lo cual la reconoci, es que tenia una "MEDALLA VIOLETA" y ahí senti,aunque todavía no la había visto,que era NUESTRA KITTY. La vecina muy amable al igual que su esposo me hacen acceder a su casa para que vea si podía tratar de bajarla del árbol,al acercarme y mirar hacia arriba senti que me volvía el alma al cuerpo y y pude ver como al llamarla ella también sintió la alegría y la esperanza de volver a casa. Sin pensarlo subi al árbol ya que ella no podía bajar debido al fuerte miedo que tenia ya que en el lugar hay siete perros y seguramente fue esa la razón por la cual no pudo regresar a casa la noche anterior y al acercarme a ella se aferro de mi de tal manera como pidiendome por favor que no la deje y la lleve a casa nuevamente. Y así lo hice, no sin antes agradecerle muchísimo a los vecinos por su ayuda, y regresamos abrazados fuertemente.
De pronto al acercarme a casa mi señora se asoma por la ventana del dormitorio, la ventana de la esperanza, nos ve y en ese mismo momento se nos llenaron los ojos de lágrimas,lagrimas de alegría y satisfacción de poder volver a reencontrarnos con NUESTRA KITTY.

Espero no haberlos aburrido con este relato pero senti que era la mejor manera de contarles por lo que pasamos y de lo mucho que amamos a nuestras mascotas q mas que mascotas son como nuestros hijos.
Gracias por toda la ayuda brindada y por apoyarnos en todo momento!!!!

Compartir en Facebook